La Columna de Mosby (16): la invitación perfecta.

Hoy quiero que sea un poco diferente nuestra conversación, que se base simplemente en algo que tú ya sabes pero que quizás, como yo, has olvidado por el camino.

Yo no sé si es porque empieza la semana y estoy filosófica o porque mirando atrás en mis últimos días esto es lo que he sentido, por supuesto acompañada de Thomas Reid y su I’ll still fall. 

Quiero hacerte una invitación que espero no declines, algo que te va a gustar tanto que podrá darte cosa aceptarla, pero espero que me digas que si.

Te invito a vivir lo que te gusta, sin miedos.

¿Qué simple parece verdad? Pues para muchos de nosotras/os es una cuesta arriba todo el proceso.

Creo que es muy complicado vivir la vida de la manera que una/o quiere, sobretodo porque somos unos jodidos inconformistas, lo cuál tampoco es 100% malo. Pero he llegado a la conclusión que por lo menos aquello factible, aquello que si nos está pasando, merecemos vivirlo plenamente.

whatsapp-image-2016-12-04-at-19-14-15

[Fotografía de Pao Copka]

Para mí y mis 16 compañeros de clase, el máster que estamos haciendo creo que es una aventura que nos asusta mucho y a la vez nos intriga hasta atraparnos. Ya no sólo por la inversión que hayamos podido hacer, si no porque (en mi caso) me gusta tanto todo y tengo tan poca experiencia que caminar sin agarrarme me da un poco de pánico.

Arriesgarse siempre es difícil, quitarse la coraza y admitir que no sabes qué ocurrirá pero que quieres lanzarte al vacío es y será siempre un inmenso grito de GERÓNIMO al más puro estilo Mel Gibson en la película Conspiración.

Algunos han llegado desde muy lejos, incluso México (¡Hola Pao!), otros estábamos ya aquí pero no dimos el paso hasta ahora, gente que lleva en esto años y muchos otros que hemos asomado las orejillas al marketing digital ahora mismo.

Pero esto es como todo, no se sabrá jamás si no se intenta.

Me hace acordarme de una clase en la Universidad de Girona, cuando estaba estudiando pedagogía, en la que debatíamos sobre el futuro de la educación y cómo las cosas poco a poco caducan y se necesitan roles nuevos. Pero éramos muy fatalistas todos, nadie sabía ver la luz al final del túnel y lo único que decíamos es que la educación era una mierda, hasta que levanté la mano y dije algo como:

Yo pienso que siempre habrán revolucionarios, alguien que de el paso para cambiar la situación, ideas que parecen locas y acaban siendo las mejores.

Pero lo que más me impactó fue la respuesta del profesor cuando nos dijo…

¿Y si nadie se atreviese?

Claro, no hemos contado con un detalle. Si yo creo que será otro el que haga la revolución, seguramente yo no la haga y eso es un error enorme.

En todo deberíamos ser los que participemos, dejar de ser agentes pasivos y decir que si a aquello que nos guste y vivir plenamente. Yo he desperdiciado muchos momentos increíbles porque he pensado mucho en las consecuencias para otras personas o incluso para mí en el futuro.

Una situación que jamás olvidaré será el día que me saqué el carnet de coche, acababa de hacer el examen práctico y me dijeron que había aprobado, durante unos segundos empecé a saltar y a estar súuuuuuuper animada y sonriente. Pero en el coche había otra chica que iba a hacer el examen y había suspendido muchas veces antes, por lo que me reprimí muchísimo y no lo celebré en el momento porque no quería joderla.

Y vale, es una mierda de ejemplo. Pero después me dio mucha rabia no haber disfrutado como debía de mi momento, vamos… Tanto que no lo he olvidado y ya hace unos cuantos añitos.

h9rx3zoyzws-christopher-campbell

Por eso, de nuevo, te invito a lanzarte al vacío en cada situación que puedas. A perder el miedo a hacer las cosas, a decirlas, a llevarlas a la realidad. A ser tu misma/o.

Que disfrutes de cada momento del día, porque es tuyo y todas las decisiones que tomas en él también lo son. Desde elegir qué calcetines vas a ponerte, pasando por tu identidad confusa en las redes y qué quieres mostrarle al mundo, siguiendo por disfrutar del paseo que te ha apetecido darte a las 19h de la tarde de un domingo de lluvia y acabando por compartir la última cerveza que te tomas con el chico que te gusta.

Todo eso te mereces vivirlo. 

Así que vívelo.

¿QUIERES MÁS?

iconoSi te ha gustado ¡Comparte tu opinión en los comentarios!

Te dejo mis redes sociales🙂

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s