La Columna de Mosby (14): ve a Benchmark al vecino, guapetón.

Me parece que voy a empezar este post diciendo algo tipo:

Donde dije digo, digo Diego.

No había pasado una tarde de estrés como la de hoy en mucho, repito, MUCHO tiempo. Introduciéndome en el mundillo del benchmark y dándome cuenta de la magia y persuasión que generan las key words, me he sentido peor que en una tienda de souvenirs donde el dueño me quiere forzar a comprar el puto llavero de seis euros.

No sólo importa lo que queramos decirle al que nos busca en la red, si no que además hay que mirar cómo lo está diciendo el vecino para poder o hacerlo similar o mejor.

Bueno, esto no es muy diferente de cuando uno aprende a atarse los cordones, voy a relatar mi fabulosa experiencia.

Un saludo a mi madre, para cuando me lea y se acuerde del coñazo que le di.

La muñeca que tenía diferentes KW.

Hasta hoy no me he acordado de una fantástica muñeca que tenía, donde podías probar a atar cordones, cerrar bolsillos con cremallera, unos cuantos botones también y por supuesto el magnífico velcro.

No sabría decir la de horas que jugué con esa muñeca y si soy sincera no recuerdo mucho si practiqué a atar los cordones, pero si pienso en el inicio de todo el proceso se aparece la muñeca en mi mente.

Te pongo este ejemplo, porque creo que atarse los cordones es una de las cosas que más visualmente aprendemos y a base de repetición o de consultar a tus amigos en el patio, acabas aprendiendo la mejor manera, aquella tuya e única que siempre te irá bien.

31jdvvlq9so-benjamin-child

Ojo, que eso se llama funnel y ya lo he explicado 20.000 veces.

Y es que los MOSM nos han enseñado que hay palabras que incitan al descubrimiento, cómo podría ser: cordones de zapatos, siguiendo el ejemplo anterior.

Peeeeeeero, si yo lo que estoy buscando es “cómo atarse los cordones de los zapatos”, ya tengo un interés concreto. Ahí la cosa se empieza a complicar porque ya empezamos a ser más señoritas/os en lo que buscamos y no pedimos cualquier cosa.

Pero luego resulta que queremos un tutorial de cómo atarnos los cordones de manera rápida, ahí ya estamos seleccionando claramente lo que queremos. RÁPIDO, YA, VENGA, o cómo diría Berto Romero “viviendo en la generación del ansia viva”.

 Y finalmente, cuando ya nos ha quedado toooooooodo clarísimo, decidimos que vamos a comprarnos unos cordones bien majos para presumir.

Ese proceso se llama funnel y aunque yo lo he explicado lo mejor que he podido, repito… Leer al Ninja SEO, que lo explica con coherencia y mucho más entendible. Y lo que hace que todo el mundo entre en ese recorrido, ya sea en una etapa u otra, son las key words.

w36hclj_j0w-tirza-van-dijk

Perdón que me ponga filosófica, pero esto es igual de selectivo que el Tinder. Si te gusta sigues el proceso hasta la cita y si no, pues miras un poquillo las fotografías y hasta luego Mari Carmen.

Ahora toca ir a ver el escaparate de la competencia.

Aún no ha acabado, es que resulta que cuando hemos elegido nuestras KW y hemos pensado en todo el proceso que le haremos pasar al/la pobrecito/a que nos lea, tenemos que ir a la competencia a ver cómo lo hacen ellos.

Algo que me ha recordado una situación muy cómica, que si mis ex compañeras de trabajo me leen se podrán reír conmigo.

Trabajé durante muchos años en una tienda de Blanes (Costa Brava), llamada Xamfrà, en la que nos pegábamos un verano intentando arrasar con los clientes que se dejaban caer por Blanes. Que para quien no lo conozca, algo que me parece fatal, es una ciudad (aunque cualquiera que sea de Blanes siempre utilizará la palabra pueblo) en la que se ha apartado muchísimo la zona turística del centro.

Pues bien, en esa zona de turistas se encuentra una avenida ABSOLUTAMENTE llena de tiendas de regalos, souvenirs, bikinis, ropa que clasificaré como “de vacaciones” y nosotros, una tienda de marcas deportivas que aporta calidad a un barrio en el que es más popular el AdidOS y el PumO, if you know what I mean.

Mi jefa es una pro del escaparatismo a pie de calle, una crack en la estrategia de poner artículos donde crees que sería imposible, esto podría generar que en muchas ocasiones entraban dependientes de otras tiendas a ojear la nuestra, cómo quien no quiere la cosa.

Dos horas más tarde, tenían cosas muy parecidas a las nuestras en la puerta de entrada de sus negocios.

Pues el benchmark es lo mismo, pero en internet.

En fin, que si vas a ver que hace la competencia mires bien y elijas lo que de verdad te convenga, porque no te quiero ver correr como a mis vecinos de aquel entonces cuando escondían las camisetas del Barça falsas porque venía la policía. 😉

¡Mañana más y mejor! Ten un buen jueves. 

¿QUIERES MÁS?

iconoSi te ha gustado ¡Comparte tu opinión en los comentarios!

Te dejo mis redes sociales🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s