La Columna de Mosby (11)

Justo cuando he ido a escribir este post, ha sonado en mi habitación una canción de Love of lesbian que dice así:

Porque el amor como el arte, es una droga a parte que tomas sin saber que te dan.

¿Cómo sigo escribiendo yo ahora después de semejante sentencia?

Bueno, escondiéndome bajo la manta tengo que decir que el fin de semana ha sido de lo más interesante, una nunca acaba de sorprenderse con la vida. Y yo que he sido de las que odia que llueva (porque quedarme en casa nunca ha sido mi hobbie), me he encontrado a mí misma pidiéndole al tiempo a ver si podía descargar una tormentita más.

Y es que la cama, la manta, las tonterías y la creatividad fluyendo por mis sábanas me parecía demasiado atractiva.

lacie-slezak

Tras un viernes genial, acompañada de personas que cada vez me gustan más, la madrugada fue una locura donde trabajar era mi único objetivo, cómo siempre lo conseguí y después me regalé 3h del más bonito sueño profundo.

Parece que van a llover ideas.

Y es que como dice mi amiga y redactora de este blog, María Diéguez, la creatividad nace cuando y donde menos esperas.

Así que el sábado por la tarde, mientras me decía a mí misma “oh dios mío, ya no hay más capítulos de Sexo en Nyme di cuenta que tenía ganas de crear. Y eso hice.

Y no paré hasta el domingo por la tarde.

Pero a mí me gusta decir que las ideas vienen de referentes y yo al pensar en los míos a veces me entristezco un poquito, supongo que por el desgaste todos nos despistamos un poco y lo que ayer te pareció inspirador hoy te parece un Elvis decadente.

lukas-budimaier

Sin embargo siempre nos queda en la mente los grandes momentos vividos, algo que nadie podrá arrebatarnos. Hasta que Google lo invente.

Y es que la edad pesa para todos y aunque nos joda, cae sobre nosotros la pegajosa película del peso de los años. Siendo mi abuelo testigo de esa lucha con el tiempo, nos hemos visto todos en unos días alocados intentando situar todo el ajetreo que comporta una operación.

Porque mucha parte del movimiento se lleva por dentro, e incluso aquella/el que se queda en casa pensando en ello puede estar dando la vuelta cerebral más larga del mundo.

Paranoias temporales a un lado, WTF Britney Spears.

Si, muchos no entenderéis este título y es comprensible. 

Pero tras alguna que otra borrachera, mi amiga Adelina y yo llegamos a la conclusión que todos somos Britney Spears, divas del pop juveniles que en su momento lo petamos tan fuerte que podíamos decirle a Justin Timberlake:

Vírgenes hasta el matrimonio, querido.

Pero como buena Britney, a todas/os nos llega el momento de ser calva, de cometer una cagada tan tremenda que se merezca esa comparación y a continuación que casi nos quiten la custodia de nuestros hijos.

Y siguiendo la comparativa, podría decirse también que nuestros referentes o personas que nos importan, también pueden tener esos momentos de “Britney calva” y quizás sea necesario entenderlos porque mañana puede ocurrirnos a nosotros.

ales-krivec

Pero bueno, no sufras, a Britney le volvió a crecer el pelo y acto seguido sacó el disco de Circus… (Que no está nada mal, vaya).

Todo son altibajos, todos podemos cometer errores, todos podemos no saber donde estamos y, ¿sabes qué es lo mejor de todo?

Que no pasa nada, porque somos humanos y los humanos nos equivocamos.

¡Que viva Britney! Ten un buen lunes 😉

¿QUIERES MÁS?

iconoSi te ha gustado lo que has leído quizás te apetezca indagar más, te dejo mis redes sociales🙂 y sobre todo comparte tu opinión con nosotros en los comentarios:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s