La Columna de Mosby (4)

Llevo poniendo en práctica desde hace dos semanas las “no filter talks”, pero para que la R.A.E. no se enfade conmigo por no usar nuestra nuestra maravillosa lengua española (gracias Sara por enseñarme esto) me refiero a las conversaciones sin tapujos.

Y en esas dos semanas he tenido resultados muy variopintos, desde conseguir que me pongan cara de “tía, ¿de qué vas?” hasta que me paren en mitad de la calle y llevarme un beso de película.

Esto me ha llevado a formularme una pregunta…

¿La sinceridad no es atractiva?

A veces tengo la sensación de que TODO nos parece bien:

  • Que la persona que nos guste nos hable una vez por semana aunque nosotros queramos más contacto, nos parece bien.
  • Nos cancelan la cita 1h antes de encontrarnos y la cambian al día siguiente, aunque tengamos que modificar todos nuestros planes, nos parece bien.
  • Esa persona tiene pareja pero nos escribe cada día y a todas horas, nos parece bien.

bino-storyteller

Pues no, NO nos parece bien.

¿Y entonces por qué aceptamos tantas cosas? Quizás es que al no pagarlo de manera visual pensamos que no perdemos realmente “nada”.

O me duele la cartera, o me duele el alma.

Me surge la idea que al no ver el acto real de pagar, sentimos que no podemos permitirnos exigir un “trato justo” a cambio.

Pero es que las ralladas, amigo/a, no son gratis.

Todo el tiempo que te quedas pensando:

Debería haber reaccionado de otro modo.

¿Sabes qué te digo? Que deberías haber invertido en todo, menos en preocuparte. Las relaciones entre personas, SEAN DEL TIPO QUE SEAN, no están para que pensemos más tarde en todo lo que podríamos haber hecho.

Sobretodo porque tenemos dos factores que juegan en contra de esa opción: la perspectiva y el tiempo.

jason-briscoe

La perspectiva y el tiempo:

Me he dado cuenta que al mirar atrás en algunas situaciones ya no me parecen tan alarmantes cómo en su momento lo fueron, quizás por insensible o por falta de sentimientos hacia esa persona.

La cuestión es que ahora me importa una puta mierda.

Ya no me molesta haber interpretado mal un mensaje y no haber respondido cómo se esperaba, tampoco me importa haber acabado como una cuba montando un drama en mitad de la calle, ha dejado de parecerme terrible el haberme equivocado en mis palabras de despedida y por supuesto, no me molesta no haberme puesto el vestido que seguro habría arrasado aquella noche.

La perspectiva consigue, con el tiempo, que todo sea relativo y superable. Y muchas veces cuando estoy delante de un drama, pongo el pausa, ajusto la mirada y me doy cuenta que hubo días en los que algo me pareció muy doloroso e incapaz de superar y sin embargo ahora… Ahora ya no es nada.

sanah-survana

Quizás, esto me sirva para ver que hay muchas cosas que con tanto pensarlas… Las dejamos escapar y que si se escapan, jamás habrá perspectiva que les dé otro valor.

Fotografía: Bino Storyteller, Sanah Survana

¿QUIERES MÁS?

iconoSi te ha gustado lo que has leído quizás te apetezca indagar más, te dejo mis redes sociales🙂 y sobre todo comparte tu opinión con nosotros en los comentarios:

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s