Mentalidad cero.

Siempre digo que las canciones nos transportan lejos, se cuelan en nuestros pensamientos y acaban formando imágenes que si bien no sucedieron desearíamos haber vivido.

Esta canción en particular dibujaba tus manos bajando por toda mi piel, algo muy lento y marcado en mi mente como cada paso que doy al levantar por las mañanas.

Si camino por el pasillo en dirección a la cocina, siento cómo estás de pie frente a mí y se paraliza el tiempo a la vez que el suelo acoge mi ropa, una pieza inútil que nos sobraba.

Si abro el armario para sacar la taza y el té, de golpe estás en mi espalda inclinándome y yo ya pierdo el sentido de haber tenido vergüenza contigo. Disculpa, contigo y tu mesa que ahora es destino del peso de mi cuerpo.

Lenta se mueve la cuchara jugando con el azúcar que le añadí, ni demasiado dulce, ni demasiado de ti.

te

La canción aquí y la fotografía de John-Mark Kuznietsov.

¿QUIERES MÁS?

Si te ha gustado lo que has leído quizás te apetezca indagar más, te dejo mis redes sociales🙂 y sobre todo comparte tu opinión con nosotros en los comentarios:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s