Una danza con mucho traspiés.

Si nosotros fuimos un baile, de seguro éramos el más lento y complicado.

Y con esmero a cada hora, hallábamos los pasos adecuados que nos llevaban a estar cerca y cuando al tocarnos sonreíamos, esos mismos bailes nos decían adiós para dejarnos allí de pie, uno frente al otro sin saber que hacer.

Del amor que te tuve pudo nacer un tango perfecto, arriesgado, con la pasión de medio mundo y deslizante, con tanto giro que acabé por marcharme.

De aquel tango me quedan las mejores piezas, la sintonía y tus pasos. A cada uno que das me indica un desvelo de una noche más, como la de hoy, en la que me he puesto a escribir estas palabras para ti.

Unas palabras que tienen escondido un “báilame flojito, pero báilame” y sobretodo un no te vayas. 

Deben estar bien escondidas pues hasta ahora no he podido enseñarlas, y aun así, nosotros dos ciegos de tanto baile, no queremos creer que al final hayamos podido encontrar nuestro paso perfecto.

No tiene nombre, tampoco es una danza nueva, a mí me basta con llamarla “tú y yo nos entendemos mejor que nadie”.

Y en esta lluvia de imperfecciones, de tropiezos que tendré y de tu mano que me dirá un vamos a repetirlo hasta que nos salga, me despojaré del miedo que aquel tango apasionado me dio.

Y lo bailaré.

Contigo.

Fuegos artificiales de Blanes 2016.

¡Gracias!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s