Diciembre en pleno julio.

(Para título de libro “Las nieves de julio”. Gracias Marisol.)

A veces uno tiene que enseñar algo íntimo, propio, para poder hacer entender a los demás el núcleo de su idea. Por eso yo hoy quiero hablaros de mi diciembre.

Nada más bonito que los contrastes, así que no había otro mejor momento que hacerlo en pleno verano, en un mes como julio donde el sol manda por encima de todo aunque te quieras esconder en la sombra. Cosa que yo intento siempre pese a ser de costa.

summer-and-winter

Diciembre, una montaña rusa.

Creo que no había tocado hondo tanto como en aquel mes, me di cuenta de muchas cosas y entre ellas de la contundencia de los golpes del fracaso: había fracasado en los estudios, en el trabajo que no encontraba, en el amor que me desafiaba, en mi persona por no quererme e incluso con mi familia y amistades por no ser capaz de responderles cómo se debía.

Estar lejos de la gente que quieres, sobretodo de los papis porque creerme soy de las que corre a ellos cuando está hecha añicos, me desmoronó. No sé si te ha podido pasar alguna vez, que estás tan sumamente jodida/o que no eres capaz ni de pedir ayuda, sólo quieres ver el tiempo pasar. Los días, las noches, la vida.

Diciembre me golpeaba fuerte a cada día que pasaba.

Llegó un momento en el que preguntaba a todo el mundo qué debía hacer, ni si quiera estaba segura de qué me gustaba y qué no. Era un nido de inseguridades.

Aunque ya hablé de esto en otro post querría recordarlo porque por desgracia es algo que todos podemos sentir.

Vale, Tamara, ¿por qué nos cuentas esta mierda ahora en pleno veranito?

Quizás porque ahora me encuentro totalmente en el extremo opuesto y a pesar que muchas cosas siguen sin solucionarse, o por lo menos no han salido cómo yo querría, soy capaz de verlo de un modo mucho más positivo.

¿Y qué tiene que ver con vosotros?

Bueno, pues quería decir que si yo he podido… TODOS los que estáis leyendo esto vais a poder mil veces más.

Tami in sanfe 016

Pero, ¿cómo se sale de una situación de mierda?

Pese a que no hay una solución concreta, si que puedo decir lo que a mí me fue bien para poder seguir adelante.

Cuando llegó la navidad, volví a casa con mi familia porque a parte de ser mi cumpleaños es mi fecha favorita, entonces me di cuenta de lo importante que es darse cuenta de a quién necesitas en tu vida y a quién no. Me explico.

Consejillos random:

Suena muy tópico, pero es SUUUUUPER importante darte cuenta de quién resta en tu vida y quién aporta sonrisas. Pero, no confundir aportar con dar literalmente, a veces una buena charla o un mensaje de “¿Qué tal?” es más que suficiente para querer a alguien.

Aprende a no tolerar las cosas que te hacen daño, esto fue muy difícil para mí, porque cuando te encuentras en un momento en el que todas tus defensas están bajas apenas eres capaz de decir que “no” hasta al que te vende un litro de birra a 6€ porque son las 02:00h.

Decir que algo te duele o te molesta, rechazarlo, es muy importante para poder avanzar y hay que aprender a diferenciar entre ser educados y ser gilipollas.

Un truco podría ser verte a ti mismo/a cómo un tercera persona, ¿dejarías que eso se lo dijeran a tu amigo/a, madre, primo/a? Si la respuesta es NO, creo que ya sabes qué tienes que hacer.

Algo que me ayudó también fue aprender a no darme respuestas negativas si aún no tenía resultados reales, es decir, cuando buscaba un trabajo pensaba “bueno, esto no va a ir mucho conmigo, seguro me irá un poco regulín” y mi actitud hacía que eso me pareciese así.

También “creo que hoy no nos va a ir bien juntos, no creo que quiera verme” y eso hacía que viese en esa persona la actitud que yo esperaba encontrar, aunque no fuese real.

Y por último, que no quiero comerte el coco demasiado, me concentré en mis objetivos. Me recordé a mí misma por qué estaba donde estoy, qué quería conseguir, conseguí darme cuenta de que había logrado más de lo que me imaginaba.

Porque uno/a no debe olvidarse JAMÁS de las victorias que vinieron tras las derrotas.

Cada vez que superamos un momento de tristeza es una victoria, diferente, pero victoria.

IMG-20150903-WA0027.jpg

Para mí esto se reafirmo cuando una persona me dijo “¿Qué quieres conseguir? Trabajar allí, ¿no? Pues haz todo lo posible para llegar a ese objetivo, muestra tus habilidades.”

Que jodidamente simple y que estúpida de no haber pensado así jamás. Gracias viajera inquieta 🙂 

Ideas que también son importantes:

  • Si alguien te gusta, no tengas miedo a vivirlo. Por muy ilógico que sea.
  • Si algo te apasiona, no dejes de luchar por ello. Por mucho que los demás no entiendan.
  • Si un consejo te parece útil, siempre compártelo.
  • Nunca olvides quién te quiere y aprecia. Y tampoco quién no lo hace.
  • Y cómo dice mi abuela “si algo parece tópico es porque muchas personas piensan lo mismo, a veces lo simple puede ser efectivo.”

 

Fuentes: Natural Sara, Fran Decatta.

¡Gracias!

  1. Deja un comentario en el blog:)
  2. Puedes unirte a mi página de facebook ¡No te olvides de darle al Me Gusta!
  3. También puedes escribir un tweet y decir todo lo que opinas en mi perfil @TamaraMosbyT o añadiendo el hashtag #loquenoescribíayer
  4. Finalmente, puedes seguirme en Instagram
  5. Madre mía… y ahora también en Youtube
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s