Uy, he colgado sin querer.

Tras unos días de “no se que hacer con mi vida”, 48h de desprecio hacia el sexo (en general) y una meditación que me hacía repensarme el desprecio anterior y volver a ser una humana normal, como siempre… he llegado a una conclusión.

Primero de todo, al fin voy a tener tiempo de ponerme con este blog más en serio porque la época de exámenes universitarios y trabajo final no ayudó demasiado a que pudiera dedicarme con más ganas y precisión a crear más entradas, peeeeeeeero… llegó el verano. A consecuencia de eso me he planteado que hacer con este post, porque no quería que fuera otro rollo en el que os vengo con “me he emparanoiado con tal” y hablamos sobre ello, si no que creo que ha llegado el momento de hacer un post sobre mi misma, sobre las decisiones que tuve al iniciar todo esto y como hoy en día muchas cosas han cambiado en mi cabeza mientras que otras simplemente han seguido adelante.

Segundo, no sé con que voy a compararme, no logro descifrar qué exactamente puede llegar a definir mi manera de pensar o quizás son demasiadas cosas y no creo que sea lo suyo soltar toda la inmensa lista aquí y ahora. Pero bueno, algo haré.

Tercero y ya último (y empiezo el post ya de una santa vez) he decidido que quizás intento actualizar esto dos veces por semana y que uno de los post sea como siempre y el otro sin embargo sea para comentar algo concreto que me guste compartir con vosotros, ejemplos: un libro, un disco de música, una canción, etc.

Viene mucho en la línea de lo que hacemos ahora pero intentaré ir más allá y hablar incluso de exposiciones que estén ocurriendo en el momento o proyectos que me puedan parecer interesantes de compartir. Si todo va bien y consigo mantener una constancia eso ocurrirá cada JUEVES.

Los post normales… aun no lo tengo muy claro pero ¡ya se verá! (Genial, todos los lectores han quedado informados no… informadísimos).

Creo que no hace falta decir que tras todas las entradas al blog que habéis ido leyendo se puede notar que soy alguien que dice “los detalles, las no casualidades, los momentos especiales, aquello que no se ve pero se siente” es MUY importante para mi, básicamente una romántica empedernida que a base de golpes ha decidido que en la tierra de los mortales, el sexo sin compromiso y las citas esporádicas y divertidas pues… valen la pena también, sobretodo cuando lo principal cambió, cuando asumí que NO todo el mundo puede ser especial para un mism@.

carrie1Muchas veces (demasiadas quizás) hemos hablado de saber dejar ir a una persona que no nos conviene o que simplemente aunque nos corresponda pues, no nos hace bien alguno. Pero es taaaaaaaaaan difícil hacerlo un@ mism@, ¿verdad?

Hice un viaje, que lo cambió todo, de la noche a la mañana pasé de ser alguien que planeaba en su cabeza (luego que salga como un@ quiere ya es otra historia) lo que quería hacer, que futuro iba a tener, etc… a alguien que se despertaba y se decía con una sonrisa en la cara: vale, ¿hoy qué?

El placer que sentí al poder disfrutar de cada momento y de saber que por primera vez en mucho tiempo mi decisión me pertenecía a mi sola era un sentimiento brutal. Evidentemente eso no vino solo, lo acompañó muchas lágrimas de despedida a cosas que yo pensaba eternas, muchos cabreos conmigo misma por haber tardado tanto tiempo en dejar algunas cosas y personas y muchas noches durmiendo a altas horas por ser incapaz de dejar de pensar. Pero seguí.

4083_6a3bMe cuesta un poco explicar todo esto aquí pero creo que es justo y necesario porque muchas veces he escrito cosas y consejos que yo pensaba que podrían iros bien e incluso he hecho afirmaciones con tanta redundancia que es lógico que necesitéis entender el por qué.

Es curioso como tras muchos años de relación, cuando te encuentras ante el mundo del ligue y del “ay creo que me gusta un poco” las cosas vuelven a magnificarse, sientes aquellas tonterías y coqueteos que pensabas que ya no harían gracia porque claro tu ya has madurado, has tenido una relación importante oye… y sin embargo ahí estás riéndote como un/a idiota delante del móvil y haciéndote selfies con cualquier excusa para enviar esa foto a esa persona X. No digamos de las terribles primeras veces, porque si algo odio de las citas es el famoso momento de despedirse. tumblr_n86jyj3yBf1s8wel2o1_1280Pongamos una situación:

Quedas con un/a chic@, todo ha ido bien, lleváis días hablando antes (o no), habéis coqueteado, sabéis que os gustáis el uno al otro y llega el momento de “bueno me voy ya a casa” y tú sabes que ahora llega el momento decisivo el de “¿cómo me despido? ¿dos besos o uno? y si es uno, ¿dónde?”. Aunque puede que sea yo sola quien se hace esas 3000 preguntas, pero es como taaaaaaaan incómodo, sobretodo ahora que las cosas van tan rápido (cosa que agradezco en el alma porque odio las idas y venidas) y en la gran mayoría de ocasiones el beso cae en la primera cita. Tranquiiiiiiiiiilos, he dicho en la gran mayoría. Coño, que es un beso.

Pues esa para mi es la peor “primera vez” de todas las cosas que después le siguen, lo demás ya es como bueno… más sencillo. (Joder que rara soy).

Otra de las cosas que creía firmemente y que quiero explicar con más precisión es lo que he comentado más arriba “no todo el mundo puede ser especial”, con esto ¿qué quiero decir? Creo que much@s podemos darnos una palmadita en la espalda por ser de esas personas que dice “bien, no va a cambiar pero intentaremos llevarnos lo mejor que podamos o hacerlo lo mejor que sepamos para estar bien juntos” y que hemos perdonado mil cosas, que hemos visto señales donde no las hay, que incluso hemos dado oportunidades cuando sabíamos que ya no podíamos darlas porque dolía demasiado, sin embargo la vida te enseña que no todo puede ser especial y que hay veces que incluso si ha sido especial puede dejar de serlo o tener que hacer que deje de serlo. Pero a lo que me refiero es que tras esta ruptura encontré que habían personas que si, me gustaban pero ya está, era bonito y pasábamos momentos únicos pero no sentía que fueran especiales y era una sensación muy rara porque no me había dado el “lujo” de estar con personas que no significasen algo importante para mi. Y entendí que a veces la vida puede darte historias que ocupan un gran espacio dentro de ti y algunas otras que aunque son más cortitas pues han tenido su momento de destello.

Cuando digo que no son importantes no me refiero a que no signifiquen nada, pero todos sabemos cuando alguien te va a marcar o no, igual que todos sabemos cuando alguien es capaz de enamorarte o no, porque siempre he creído y creeré que esa sensación no se consigue con el tiempo, nace desde el inicio. Puede gustarte mucho una persona y no ser la primera cosa que te viene a la cabeza al despertar, sin embargo puede GUSTARTE una persona y ser incapaz de dormir sin imaginarte como querrías que sea todo lo que vivirías con el/ella.

Esto aunque parezca una tontería me costó mucho de asimilar, igual que cuando lo asimilé me jodió mucho darme cuenta de que ahora podía diferenciar muy bien cuando me gustaba una persona o cuando me GUSTABA una persona.

Lo cierto es, que creo que he aprendido que a veces querer no depende de nosotros y que cuando depende es el momento en el que decidimos querernos más a nosotros que a esa persona que adoramos, por salud, por orgullo, por ser humanos. A veces incluso por salvarnos a nosotros mismos.

Ahora llega la parte de “tras todo lo aprendido” ¿ha cambiado mi manera de actuar cuando alguien me importa o me gusta de verdad? Todos nos reímos delante de esta pregunta porque seguro te ha venido algún ejemplo a tu cabeza que dice “joder… si es que yo tampoco aprendo”. descargaChic@s, a veces hay cosas que no podemos, ni debemos, cambiar porque somos así y porque nuestra manera de querer y entregarnos es esa.

Algo que si he mantenido y que ojalá todos podáis mantener es el decidir que si no se me va a querer por cómo soy quizás no sea buena idea ni intentarlo. Es muy utópico pero realmente necesario. Ahora solo cierro los ojos y digo “es lo que hay”.

Para terminar ya (se me ha ido de las manos, creo), como no he llegado a ninguna comparativa exacta pues quiero compartir con vosotr@s una canción que me encanta. Espero que la disfrutéis.

Bueno gente, me parece que por hoy… basta. Intentaré seguir un poquito con esto la próxima vez.

Gracias por compartir estos minutillos conmigo y como siempre:

  1. Deja un comentario en el blog, responderé lo más rápido posible! 🙂
  2. Puedes unirte a nuestro grupo de facebook: https://www.facebook.com/groups/589820267820261/?fref=ts
  3. Ahora también puedes escribir un tweet y decir todo lo que opinas en mi perfil https://twitter.com/TamaraMosbyT o añadiendo el hashtag #loquenoescribíayer y mi usuario @TamaraMosbyT
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s