Historias difuminadas.

Tras unos cuantos días de meditación, citas y sexo sin compromiso, me encuentro aquí anonadada tras un descubrimiento que he hecho al conocer la película “Once”, una obra preciosa que se desliza entre una historia que no te deja indiferente y una melodía que te lleva a algún lugar indescriptible. Cuenta la historia de Glen y Marketa, dos personas de orígenes diferentes que comparten una misma pasión: la música.main A través de esta, explican su vida y nos transmiten no solo eso, si no recuerdos, porque de alguna manera las notas musicales y las voces que ellos tienen te hacen viajar. Al menos a mi.

onceNo podría elegir una canción de todas las que tienen, así que he buscado un link en el que esté la BSO de la película, lo comparto ahora puesto que quizás hasta es una buena música de fondo para lo que vamos a hablar hoy: https://www.youtube.com/watch?v=FkFB8f8bzbY&list=PLREoHXtIC6jMWJYju0gaNiO5Uye1XF2g9&index=1

Ellos me han hecho pensar en como las personas somos puzzles que pasamos la vida desarmando y volviendo a montar, algunos tienen piezas simples y otros absolutamente complejas, en muchos casos incluso hay piezas que jamás serán encontradas, puede que hasta haya alguno que sea totalmente una única parte. Todos y cada uno de ellos igual de asombrosos.

wpid-2580278origDialogaba hoy con mis amigos, sobre como ha pasado el tiempo y como todos vamos creciendo, recordábamos cosas muy estúpidas que nos hicieron reír durante años y algunas otras que crearon silencios entre nosotros. La ironía de ver como todo eso nos ha hecho querernos como nos queremos a día de hoy. Y entre esas muchas frases, se nos escapaban nombres de personas que hicieron que nos cambiase la vida. Personas que de una manera u otra nos hicieron ver las cosas de manera diferente, que dejaron huella, que caminaron por nuestra vida a paso seguro sabiendo que al marcharse o quedarse habrían consecuencias.

Creo que esto también es un aspecto importante en la película, algo que marca a los personajes, Glen por un lado tiene una historia que le hace componer hasta la última palabra de sus canciones y Marketa tiene un pasado, presente y futuro muy dictado por sus anteriores decisiones. En ambas situaciones, todo dado por terceras personas.

Malditas terceras personas.

O quizás benditas terceras personas.

A veces, en mitad de nuestras noches, atrapamos el teléfono móvil con nuestras manos y buscamos aquel número o contacto al que llevamos tanto tiempo intentando ignorar o por lo menos evadir la tentación de escribir grandes discursos, personas que simplemente tomaron otros caminos y que por X razón salieron de nuestras vidas. Pero hay un día en los que, si, mandamos ese mensaje, hacemos esa llamada, damos ese paseo y buscamos una respuesta o una pregunta, o también buscamos nada, simplemente esa esencia, verla de nuevo y sentirla por unos segundos. En muchas ocasiones, amig@s, solo para darnos esa palmadita en la espalda que nos dice “si, hemos pasado página”, esa que nos dice “fue bonito mientras duro, pero se acabó, al fin”. Así como esa sensación de “lo que tengas que decirme, dilo ahora que puedes”.49500a1076a7126f84194e031699c4c4

Ese escalofrío que te recorre al ver a alguien que te hacía palpitar locamente, ser ahora una persona más ante tus ojos, quizás con algún pequeño matiz, pero con la vaga sensación de que antes te inspiraba noches enteras de insomnio y ahora una leve sonrisa al recordar lo tont@ que fuiste en muchas situaciones. Es un sentimiento muy extraño, es como esos momentos en los que tras mucho tiempo vuelves a ver a alguien, llegas con el tren, sales del vagón y no sabes que pasará, sabes que te has imaginado, sin embargo puede no ser así, caminas y a medida que te acercas de repente sabes que ya no es como fue ayer. Algo ha cambiado, algo ha desaparecido, algo se ha ido.

Que sentimiento más liberador.

Creo que toda historia es bonita cuando se cuenta desde el corazón, hasta la más triste puede ser preciosa si un@ la explica con el alma.tumblr_m90u7cnGOS1qb4nq3o1_500 Y eso, me parece lo más importante, no el contenido, no el final, ni tan solo los personajes, pero la intención.

La intención de decir “fue importante, fue grande, dejó huella, pero sigo aquí, contándotelo y dándote la posibilidad de aprender de ello y de tenerlo en tu pedacito de historia”.

Quiero dejarlo aquí porque pienso que puedo decir poco más ahora mismo sobre este tema, pero si tú tienes algo que decir recuerda que ahora tienes diferentes opciones para hacerlo:

  1. Deja un comentario en el blog, responderé lo más rápido posible! 🙂
  2. Puedes unirte a nuestro grupo de facebook: https://www.facebook.com/groups/589820267820261/?fref=ts
  3. Ahora también puedes escribir un tweet y decir todo lo que opinas en mi perfil https://twitter.com/TamaraMosbyT o añadiendo el hashtag #loquenoescribíayer y mi usuario @TamaraMosbyT

GRACIAS!! 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s