El universo del feeling.

Tras unos cuantos días de meditación, citas y sexo sin compromiso, he llegado a la conclusión que no hay nada que hacer si no tenemos con esa persona lo que llamamos FEELING.

Yo he querido indagar un poco en este término y como buena internauta que soy, he acudido a mi amigo Google y el me ha dado 2 significados que dicen lo siguiente:

  1. Relación entre dos o más personas que se caracteriza por ser muy positiva, sin que se explicite qué elementos las unen.
  2. Sensibilidad y sentimiento con que se interpreta una música o que inspira una música.

Bien, la primera definición me mata, ya que aquí quien ha escrito esto no se ha mojado mucho y ha dicho algo en plan “se gustan pero no se sabe por qué”, pero…¿no se aleja demasiado de la realidad no? ¿o si?

Lo más curioso es que SIEMPRE sabemos por qué no nos gusta alguien, de esto no hay duda, tenemos claro cuando algo nos disgusta y somos capaces de numerarlo de manera muy correcta: no me gusta porque es sos@, no me gusta porque se pasa el día entero con su móvil, no me gusta porque apenas es romantic@…

Pero cuando nos preguntan por qué nos gusta alguien, hey amig@… ponemos esa mirada de: ¿me lo preguntas en serio?

Queridos, queridas, ¿y que pasa cuando que te guste alguien no es suficiente? si, si, porque esto puede ocurrir, a ver, voy a daros algunos ejemplos cinematográficos para que podamos entenderlo. Hay veces que hay feeling con alguien muy diferente a nosotros, sabemos que para nada estaríamos con esa persona en una relación, lo tenemos claro desde el minuto 1, peeeeeeeero…joder, es que queremos conocer más a esa persona. Bien, irónicamente, es culpa de nuestra amada Julia Roberts que en el antiguo post nos había ayudado tanto, ¿que por qué?

Joder gente, Pretty WomanPretty Woman  (1990)720p_tinymoviez.com_3

La descripción perfecta de una situación en la que dos personas que no tienen NADA que ver, con cabezonería, al final acaban juntos, porque no nos engañemos, no somos ni Richard Gere (ricachón sexy de cuidado), ni Julia Roberts (una prostituta que en dos días puede ser princesa de Gales).

También hay otro caso más reciente que nos muestra algo muy habitual y que asumimos de manera muy dramática, la película se llama 500 días juntos (en inglés 500 days with Summer), un film en el que desde el principio nos dice que NO va de amor, sino de las cosas que pasan en la vida, no puedo hablarte mucho de la película para no destriparla pero si puedo decirte que es más real que muchas otras de Ashton Kutcher en las que ella pasa de él (o viceversa) y todo acaba bonito y con desnudos en la cama. La historia de 500 días juntos, nos manda un mensaje muy claro: a veces tiene que haber algo más que simple atracción.

89088fcb05a5862b020b96a10d527667Pero no te estoy diciendo que al conocer a una persona nueva tengas que coincidir en todo, ni mucho menos, tan solo quizás la posibilidad de que te plantees que a veces en la vida conocemos a personas que no están destinadas a quedarse en nuestros mundos por más de un tiempo determinado.

Personas que han venido a nosotros por casualidad, de las que podemos aprender algo o no, pero que se marchan sin haber dejado una gran historia tras ell@s. O incluso todo lo contrario, que dejen una gran huella en nosotros pero se marchen porque no es aquí su lugar. ¿Tiene esto algo que ver con la palabra feeling? ¿No debería entonces ir todo bien entre nosotros si sentimos ese ambiente tan positivo?

Venga, vamos a detenernos un momento aquí, hace unos días hablábamos de aceptar a las personas tal como son y sobretodo de entender que no es lo mismo ser necesitad@s que querid@s, bien, pero si entendemos la diferencia de esa persona con nosotros como algo positivo, ¿por que sigue sin ser como esperábamos?

Esto es sencillo, vamos a la tienda más cercana, elige los pantalones que jamás te comprarías, los que normalmente llevas y ahora aquellos que adorarías comprarte y no lo haces porque “son muy descarados, atrevidos, llamativos, diferentes”.

Con los primeros no te hace falta más que dos segundos para decir un NO bien grande, no estás comod@, no te sientan bien, no van con tu estilo, no tienen nada que ver con las cosas que te gustan. Ni si quiera sientes nada al mirarte ante el espejo con ellos puestos.

Con los segundos, todo es fácil, sabes lo que vas a ver, sabes como te van a sentar, crees que son el entremedio perfecto entre “atrevidos y discretos”, es el equilibrio que intentas mantener, es aquello que sabes que funciona y que por lo tanto no te van a defraudar, que seguirán ahí hasta que te canses y no te los pongas más porque ya los tienes muy usados.

Con los terceros… oh god save us. Los adoras, te encantan tanto que estás haciendo poses delante del espejo (todos lo hacemos tranquil@), sin embargo… uf, es que son tan diferentes y atrevidos, un poco caros también quizás… pero joder, te quedan tan bien y te mueres por ponértelos, diga lo que diga la gente, pero, por un minuto más de pensarlo, acabas dándoselos a la dependienta para que los vuelva a colgar en su sitio.

Por favor, ¿cual es la diferencia entre el primero y el último?

Si tenemos tan claro que los primeros NO nos gustan, que debemos dejarlos, ¿por qué dejamos también los últimos que son los que más nos han gustado? Vale, no nos los pondríamos cada día, pero cuando lo hiciésemos, lo haríamos contentos de haber decidido comprarlos aquel día.movie,quotes,quotes,500,days,of,summer,movie,quote-453975217914b9a013b5b4c7fe3d390d_h_large

Si, es una estúpida metáfora, pero piénsalo un segundo, vale que hay mil personas que te encontrarás en tu vida con las que no estás destinada, vale que podrás quererlas y luego sufrir cuando se marchen (o quizás sufran ell@s), pero ¿Y qué? ¿Vas a perderte todo lo que esas personas podían aportarte?

¿Por qué te estoy contando todo este rollo de los pantalones? Todo viene por la segunda definición que nos daba google, espera, no hace falta que subas te la recuerdo aquí:

Sensibilidad y sentimiento con que se interpreta una música o que inspira una música.

Vale, si lo que tenemos es un sentimiento que nos dice que aquello es bueno, que aquello es positivo y agradable, entonces, ¿a que esperamos?

El feeling no debería ser más que eso: sentir que es lo correcto y quererlo vivir.

Y esa, es mi definición: siéntelo y vívelo.

 

Hoy un regalito:

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s