Romanticismo, pero a nuestra manera.

Tras unos cuantos días de meditación, citas y sexo sin compromiso, un@ llega a la conclusión de que quiere conocer a una persona interesante, luego esa persona llega y sus objetivos son lo más alejado posible de nosotros.

Veamos unos ejemplos:

  • Típico/a tí@ que quiere viajar por todo el mundo, conocer nuevos lugares, que tiene una filosofía de perdidos al río, que sabe perfectamente que no quiere una relación a no ser que encuentre a la persona adecuada.
  • Típico/a tí@ que no quiere nada serio pero que a la vez sí, pero quizás más tarde, pero que esta noche no, aunque quiere cariños y mimos a todas horas.
  • Típico/a tí@ que te cuenta lo independiente que es, la necesidad de espacio que tiene pero sin embargo sabemos todo sobre su vida por las redes sociales. (Lo cual nos encanta).       tumblr_mpbmnyw5if1qiijpho1_500

Bien, amigos, “here is the deal”, nosotros al principio entendemos toda esa información, somos amantes de las nuevas filosofías,  queremos una experiencia, conocerle, entender su manera de pensar e incluso en algunas ocasiones, aumentar nuestra vida sexual a gran escala. Pero hay una parte oscura dentro de esto, algo que todos tenemos que vamos a llamarle “necesidad potencial” que ruge dentro nuestro y nos dice: “me gustaría ser esa persona que marque la diferencia”.

Esperad, no malinterpretemos… no queremos pararle los pies porque no nos guste como es o que es lo que quiere hacer con su vida, queremos simplemente ser el motivo por el que alguien se replanteé todo lo que tiene y sabe, no como manera de estancarse en la vida, si no como motor de ganas de crecer junto a alguien.

Queremos ser necesitados, queremos poder decirle a alguien (porque lo sintamos de verdad) “no, sigue adelante, yo estaré aquí de todos modos baby”.

Había pensado muchas veces en esta idea, en ese punto de inflexión en el que queremos cambiar la rebeldía de las personas, en las que deseamos que el romanticismo este “all over the way” y un día mientras veía la serie Infieles (en inglés “Mistresess” y no me juzgueis, ya se que son las “Mujeres desesperadas” de nueva generación, pero me gustan) una de sus protagonistas hablaba sobre la desesperación que sentía en su nueva relación y decía lo siguiente:

  • Siempre he buscado personas que necesitasen de mí, que buscasen ese empujón por mi parte, personas que me hicieran sentir útil para completarlas, pero ahora con Dom, él no necesita eso, él simplemente me quiere, me quiere pero no me necesita.

Una persona que nos quiera pero que no nos necesite, una persona que esté con nosotros porque quiere estarlo, una persona de la que no tengamos que estar pendiente, que nos diga “vivamos cada uno nuestros sueños para después comentarlos juntos”, ¿y que hay de malo en eso? ¿por qué nos cuesta aceptar que eso es lo más sano y lo más real?

Porque tenemos miedo a ser olvidados, porque creemos que somos prescindibles.

También hay otro factor que a causa de esto nos hace cometer ese error una y otra vez y es que siempre salimos con el mismo tipo de personas. A pesar de que sabemos que no nos convienen.también hay una parte cinematográfica que relata esto muy bien.

En el cine también encontramos algo que nos va como anillo al dedo para explicar esta idea: Come, reza, ama.

En su estrepitosa película (por favor, leed el libro, de verdad…) se encuentra una escena en la que Liz (Julia Roberts) en Bali asiste a una fiesta en la que está a punto de ligar con un chico joven y atractivo llamado Ian, empiezan a bailar y acaba seduciéndola para ir a la playa y bañarse juntos, pero antes de lanzarse a ello, le dice que no y lo argumenta del modo siguiente:

  • Yo ya he salido contigo antes, salí contigo hace 15 años, después salí contigo hace 8 meses, he salido contigo en todos mis fracasos amorosos, pero ya no quiero estar contigo, ahora quiero algo más para mí. tumblr_m4iaecveBO1r8589po2_500

Hagamos una de nuestras pausas delante de esta reflexión.

Pequeño análisis de nuestras ex parejas y pequeño análisis de aquell@s que dejamos ir porque seamos claros: no había feeling, no había discusiones, no había un romanticismo tóxico que nos dijera “por favor quédate” o una razón de aún más peso que te sorprenderá, les dijimos adiós por qué… sabíamos que podía funcionar.

Si, porque eso también nos da miedo, saber que algo va a ir simplemente bien, ¿enfermizo, verdad?

Entonces, para cerrar ya… te hago una pregunta, seguida de una cita:

¿Quieres ser necesitado o quieres ser querido?

– Pensaba que ya no estarías aquí.
– ¿Y por qué que has venido?
– Supongo que solo quería ver si podía acordarme de lo que sentía.

(My blueberry nights.)

¡Gracias!

  1. Deja un comentario en el blog 🙂
  2. Puedes unirte a nuestro grupo de facebook
  3. También puedes escribir un tweet y decir todo lo que opinas en mi perfil https://twitter.com/TamaraMosbyT o añadiendo el hashtag #loquenoescribíayer y mi usuario @TamaraMosbyT
  4. Finalmente, puedes seguirme en Instagram
  5. Madre mía… y ahora también en Youtube
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s